Para poder hablar en esta tertulia, nos ilustramos en las páginas del libro de Francisco Blanco: ”Unamuno concejal” de donde extraigo algunas líneas aclaratorias. Si os interesa el tema, os recomiendo la lectura de este libro de investigación. Aquí solamente os dejo algunas pinceladas de su introducción.

“La ideología política de Unamuno sufrió cambios externos formales a lo largo de su vida, manteniendo siempre un compromiso con el socialismo liberal y la emancipación de la clase obrera hasta el final, aunque su militancia en el partido socialista apenas llegara a treinta meses y se mantuviera en contra de la lucha de clases.

…confirmamos su larga permanencia ideológica en los principios liberal-socialista que comenzó a defender tempranamente, cuando su militancia no formaba parte del proyecto vital que se abría en el horizonte, anticipando el impredecible desenlace en los últimos metros de su vida.

…Unamuno en Salamanca ocupó sillones municipales por voluntad popular y gozó del privilegio de ser el único alcalde honorario perpetuo democrático que ha tenido la villa salmantina en toda su historia.

La preocupación de D. Miguel por culturizar al pueblo haciendo de la sociedad una gran escuela, le llevó a dejar su palabra allí donde tuvo ocasión de hacerlo… cumpliendo así su innata vocación mesiánica junto al deseo de que sus intervenciones agitaran los espíritus y asociaran al sentido político sentimientos nobles elevaran la moral de os oyentes. Con esta intención ocupó tribunales, escribió artículos en periódicos y revistas de la más variada ideología, aportando a la causa redentora de los más débiles y a la superación de los males que afligían a las personas, todo cuanto en su mano estuvo”.

Así acaba la introducción del libro “Unamuno concejal” palabras que nos ayudan a entender mejor esta etapa comprometida con la sociedad en la vida de D. Miguel, que podemos decir que lo sería hasta el fin de sus días: “A tan singular político, que pasó su vida luchando contra todo y contra todos; al concejal que peleó sin desmayo por la honradez en la gestión pública. A quien puso en riesgo su integridad física por no ceder al caciquismo local. A quien dejó oír su voz contra las fuerzas vivas locales. A quien defendió a los obreros exigiéndoles al mismo tiempo compromiso en el trabajo. A quien tomó La voz de los trabajadores en la corporación para reivindicar sus justas aspiraciones. A quien mantuvo durante toda su vida una lanza en defensa de los campesinos y obreros. A este político, ejemplo de honestidad y trabajo, agradecemos con estas páginas su legado y honradez, compromiso y búsqueda de la verdad por encima de la paz.”

En la tertulia se puso de manifiesto que en el 2012 la corporación en pleno, de la Ciudad de Salamanca decide restituir a D. Miguel en todos los cargos, nombrándole por unanimidad Hijo Adoptivo de la Ciudad de Salamanca, Medalla de oro de la ciudad y Alcalde perpetuo.

Se llega a la conclusión de que Unamuno está por encima de unos partidos u otros, siendo reconocido como personaje salmantino de pro y de todos.

Print Friendly, PDF & Email