Unamuno e Hispanoamérica

La conferencia tuvo lugar en el Centro de Estudios Brasileños impartida por Vicente Justo Hermida, administrador del centro y socio de Amigos de Unamuno. Fue presentada por nuestro socio Emiliano Jiménez Fuentes.

Unamuno y Rumanía

Conferencia impartida por  nuestra socia Carmen Bulzan. Resultó muy interesante a la vez que nos sentimos afortunados de tenerla con nosotros. Queremos agradecer también que nos acompañaran en las lecturas de poemas a Carmen Prada Alonso, Arantxa Agudo Álvarez y Maribel Hernández Miranda.

Fotografías: Miguel N. Sánchez

Continuar leyendo...

Carmen Bulzan (Drobeta-Turnu, Severin, Rumanía)

Es Catedrática de Sociología, poeta e hispanista, traductora y miembro de la Unión de Escritores de Rumanía. Autora de buen número de libros de poesía, diarios de viajes o ensayos como:

El diario español (2001), Don Quijote decodificado psico-socioógicamente (2005), Peregrinando (2008), (V)Ideoclipe (2009), 
Caminando (2010)  e Instantes españoles (2014).

También ha traducido y publicado en edición bilingüe español-rumano 7 libros que tiene que ver tanto con la poesía como con el ensayo: “La primera antología poética de Miguel de Unamuno” (2012), “Apuntes para un tratado de cocotología” (2011), “150 poemas traducidos al rumano con motivo de los 150 años del nacimiento de D. Miguel” (2014), Unamuno y Rumanía”  (2014)  como ensayo y biografía de Miguel de Unamuno y Jugo y finalmenteRecuerdos de niñez y mocedad” en (2016). 

Carmen Bulzan es presidenta de la Asociación Cultural Iuventus Traiani, miembro fundador de la Sociedad de Escritores del Danubio y editor sénior de Crónica de las fundaciones.

Entre los galardones y reconocimientos recibidos están el “Diploma de honor” de la Asociacion Vorba Noastr (Viena, Austria, 2003), el “Premio a la Excelencia“ (Drobeta- Turnu-Severin, 2011) o el “Premio Eminescu de Traducción” (Craiova, 2011), y por último Mérito cultural y el “Premio Umberto Peregrino de la Academia de Escritores de Rio de Janeiro” (Brasil, 2017).

El 17 de octubre de 2018, fue nombrada: “Huésped distinguido de la Ciudad de Salamanca”, ciudad de la que Unamuno es Hijo Adoptivo, y donde D. Miguel lo fue casi todo: vivió sus mejores años, escribió la mayoría de sus obras y es el lugar donde reposan sus restos.

La Asociación Amigos de Unamuno de Salamanca, organizadora de este acto, con la colaboración de la Casa Museo Unamuno, en el marco del XXI Encuentro de Poesía Iberoamericana tiene como lema: “Promover y difundir la vida, obra y pensamiento de Miguel de Unamuno”, este es el fin de esta conferencia: Unamuno y Rumanía”    impartida por la  poeta y traductora, Carmen Bulzan, (socia activa desde el comienzo de la asociación)  quien nos desveló aspectos de su  pensamiento y de su obra,  o lo que es lo mismo del sentir y del pensar de D. Miguel. Carmen es una apasionada de la figura de Unamuno, como pudimos comprobar los asistentes a dicha conferencia.

Carmen ha escrito en diferentes números de nuestra revista NIVOLA, en el nº 1 de la misma, escribió un artículo titulado: “Partitura lírica unamuniana del contexto a la universalidad En el primer párrafo del artículo dice: ”Si quieres conocer toda la vida y la personalidad de Miguel de Unamuno ¡Lee su poesía! Es ahí donde encontramos al Unamuno más humano” y es ahí donde Carmen ha buscado más su esencia. Destacamos de su  “Antología poética de Miguel de Unamuno” (2012) en su edición bilingüe las palabras que Alfredo Pérez Alencart le dedicó en el prólogo, donde destaca: ”Esta antología es una prueba de amor y entrega por parte de Carmen , ya que dedicó tres años de su vida a ella, dando como resultado una magnífica edición rumano-española a lo largo de 430 páginas”.

Los unamunianos queremos darle las gracias a Carmen Bulzan por este trabajo de traducción y por su amor a la figura de D. Miguel en todas sus facetas. Como señala Pérez Alencart: ”Ella se ha ocupado en buscar los nexos entre Unamuno y la cultura rumana y su influencia sobre los intelectuales rumanos como por ejemplo en la correspondencia mantenida por D. Miguel con Iorgu Iordan y lo ha conseguido”.

Por todo ello consideramos a Carmen Bulzan una gran embajadora de Don Miguel de Unamuno en Rumanía y en España, una mensajera del verso unamuniano para los amantes de la poesía de su país.

¡Gracias Carmen!

"Unamuno y Rumanía": Carmen Bulzan embajadora y mensajera de Unamuno en Rumanía

El día 18 de octubre de 2018, tuvo lugar en el Edificio Histórico de la Universidad de Salamanca, la conferencia: "Unamuno y Rumanía" impartida por Carmen Bulzan (Drobeta-Turnu, Severin, Rumanía), según la Asociación Amigos de Unamuno, Salamanca. Es Catedrática de Sociología, poeta e hispanista, traductora y miembro de la Unión de Escritores de Rumania.

Unamuno y el Mundo Anglosajón – Homenaje floral

  • Conferencia: Unamuno y el Mundo Anglosajón

Desde muy joven Miguel de Unamuno sintió interés por otras culturas del norte de Europa. De su Epistolario se desprende que aprendió inglés, leyendo y traduciendo textos en esa lengua. Siendo esta una forma de comprender mejor el espíritu de un pueblo. De esta misma forma se acercó al estudio de otras lenguas como el alemán.
Unamuno expresó en más de una ocasión que le gustaba más el espíritu británico que el germánico, al que definía como más militarista.
Se declara entusiasta del pueblo inglés y resalta la superioridad anglosajona en todos los órdenes.

En cuanto a las influencias de D. Miguel, sabemos que los románticos ingleses, dejaron amplia huella en él.
Cualquier verso suelto de uno de sus poetas, produce en Unamuno un chispazo de inspiración que le lleva a escribir.
En su obra “Rosario de sonetos líricos”, podemos rastrear y seguir la huella de Shakespeare.
Entre los escritores más leídos por Unamuno podemos citar a Shelley que era para él, el mejor poeta Romántico, también Wells, quien visitó España en varias ocasiones, siendo posible que ambos escritores coincidieran en la Residencia de Estudiantes en Madrid, o Chesterton, que escribió un libro sobre la barbarie, que fue prologado por Unamuno. Así mismo el escritor inglés, quedó impresionada tras la lectura de “La vida de D. Quijote y Sancho”.
Es significativo resaltar que “Del sentimiento trágico de la vida” está lleno de versos inspirados en escritores ingleses como: Shakespeare, Cooper, Lord Byron entre otros.
Obras como Hamlet, Otelo o Macbeth de Shakespeare, fueron leídas y estudiadas por Unamuno con detenimiento.
Para concluir se puede decir que la obra de Miguel de Unamuno es un andamiaje de erudición bajo la vertiente anglosajona.

 

  • Homenaje floral

Como en años anteriores se procedió a la ofrenda floral, en el Palacio de Anaya. En esta ocasión la depositaron Elena Diaz Santana, Luis Gutiérrez Barrio y Pilar Hernández Romeo. El discurso fue de Jesús Málaga y contamos de nuevo con el honor de estar acompañados por el Coro Salinas.

 

  • Comida de fraternidad

Finalmente después de una mañana intensa nos reunimos y compartimos  una agradable comida.

Mesa redonda: “Unamuno personaje singular”

El día 14 de junio se celebró en la Sala de la Palabra la mesa redonda titulado: ”Unamuno, personaje singular”. Moderó la mesa el vocal de Relaciones Institucionales de la Asociación Román Álvarez.

El primero en intervenir fue el catedrático de Historia Contemporánea Manuel Redero, bajo el título: ”Unamuno, intelectualidad y política”. Estas son unas brevísimas notas de su intervención:

Los intelectuales son considerados como fuerzas favorables al progreso de la sociedad. Son producto del pensamiento ilustrado que desemboca en la Revolución Liberal y en el capitalismo. No hay intelectuales hasta que no nacen los espacios públicos de debate.

Hay intelectuales muy diferentes. En el S. XIX  nace el intelectual Romántico que teoriza sobre la sociedad y que quiere guiar al pueblo. Se da sobre todo en Francia.

Unamuno es el primer intelectual español.  Tiene como característica ser un hombre de gran excelencia, en base a esto se debate en el espacio público, gracias a su autoridad puede opinar sobre casi cualquier cosa. Busca dar sentido a la historia de ese pueblo hablando de valores universales.

Evoluciona hacia el intelectual comprometido, hablan en nombre del sentido de la historia. En este sentido Unamuno y Ortega y Gasset serán los dos puntales. Son intelectuales que salen al espacio público, son publicistas.

Despertar al pueblo, esto es lo que les interesa. Tienen una gran influencia social, y su palabra, intenta concienciar y movilizar a las sociedades. Le interesa concienciar al pueblo que está amodorrado.

Unamuno tiene una gran categoría intelectual que se proyecta en el espacio Público.

Al profesor Redero le siguió el filósofo Luis Andrés Marcos, que esbozó unas ideas sobre: ”Unamuno, profesor y rector”

Destacando la “alterutralidad de D. Miguel” Unamuno es uno y otro.

Unamuno habla del hombre íntegro.

En cuanto a profesor, nos comenta Luis que, era reacio a seguir  programas y métodos, Unamuno era un comentador de textos literarios, para él, su misión era inquietar las almas, agitar los espíritus. Señalando que la pedagogía de D. Miguel es Socrática, porque persigue que se aprenda a pensar por uno mismo. Sócrates no adoctrinaba, sino que hacía que con sus preguntas los demás pensaran.

Hoy parece que disciplinas como la Filosofía o la Historia  no enseñan, pero sí que lo hacen, porque enseñan a ser hombres.

A continuación tomó la palabra el nieto de Unamuno, Pablo Unamuno, para hablarnos de: ”Unamuno familiar”.

Contó al público allí congregado algunas anécdotas de su abuelo, que nos ayudaron a conocer mejor al hombre que se esconde detrás del intelectual, del escritor, del rector. Unamuno quedó huérfano a los 6 años. Se crió entre lutos y rezos, según confesaría él mismo.

En cierta ocasión oyó a su padre hablar en francés, fue entonces cuando Unamuno descubrió el amor a la palabra.

Siente desde muy pequeño pasión por la papiroflexia, la adquirió durante sus largas estancias en los sótanos de su casa -donde jugaba junto a su primo Telesforo Aranzadi de Unamuno-, para protegerse de las bombas carlistas. Aprendió también a dibujar con el pintor Lecuona que tenía su buhardilla por encima de su casa, en el mismo edificio en que vivía con su familia.

Y cómo no hablar de Concha, la costumbre de D. Miguel. A la que conoció cuando iban a catequesis. Él pertenecía a la congregación de S. Luis Gonzaga, porque quería ser santo. Dice Unamuno: ”Y mi soñada santidad flaqueaba cuando conocí a Concha”.

Concha presidia los actos familiares. Tuvieron nueve hijos. Según cuentan era muy hogareño y familiar. Jugaba con sus hijos, sobre todo con los mayores. Hablaba poco, solo escribía, y tenía un gran sentido del pudor, hasta el punto de que no les leía lo que publicaría al día siguiente. Cuando se lo recriminaron les dijo:” ya pero hoy es mía, mañana será de todos”. Miguel Quiroga Unamuno será su primer nieto.

El día de su jubilación, el 29 de septiembre de 1934, a la que asistieron autoridades españolas, como nunca se había visto, dijo D. Miguel: ”Esto ya no importa, ya no tiene importancia desde que ella murió”.  

Francisco Blanco cerró con su intervención la mesa redonda, que versaría sobre: ”Don Miguel, ese gran desconocido”.

Destacó de D. Miguel que es un personaje único e inclasificable. Que no admite etiquetas. 

Sentía D. Miguel que la mayoría de las declaraciones que se le atribuían eran inventadas. Por eso debemos siempre ir a las fuentes, para evitar que se le sigan atribuyendo falsedades y tópicos con los que el personaje convive y que después es muy difícil clarificar, com hemos podido comprobar hasta hoy en día con ciertos temas sobre los que es difícil arrojar la luz de la verdad.

Iconografía unamuniana salmantina

La mesa redonda “Iconografía unamuniana salmantina”  viene a cerrar el ciclo de conferencias dedicados a Iconografía unamuniana que comenzara en febrero con el profesor de la Universidad de Deusto y escritor Alfonso Saiz Valdivieso con la conferencia: ”El rostro y el gesto de D. Miguel. Apuntes para una iconografía” y continuara la doctora Ana Mª Paredes Arnáiz en marzo, con la conferencia: “Unamuno y el arte”.

Estas tres actividades se engloban dentro de los actos preliminares a la magna exposición que sobre iconografía unamuniana va a llevar a cabo la asociación de Amigos de Unamuno, bajo el auspicio del Ayuntamiento de Salamanca y la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes, uniéndose así a la celebración del VIII Centenario de la Universidad de Salamanca.

El comisario de la exposición es Francisco Blanco Prieto, presidente de la asociación. En la muestra se expondrán retratos y esculturas de Unamuno realizados en vida de D. Miguel, también obras originales inéditas, y de gran calidad, diseñadas por numerosos artistas salmantinos, vascos y madrileños para dicha muestra.

En la mesa redonda, el concejal de Cultura, Julio López Revuelta, hizo un recorrido por la “iconografía urbana e institucional”, de Unamuno en Salamanca. Destacó que la huella de D. Miguel en Salamanca es grande, por ser la figura más importante de la ciudad. Salamanca le devuelve así lo que este le dio.

Su huella está en Las Úrsulas en la escultura de Pablo Serrano, en el Palacio de Anaya en el busto de Victorio Macho, en el Casino en el busto realizado por Agustín Casillas, o en el medallón de la plaza Mayor, obra de Oscar Alvariño. En las instituciones está en el Salón de Plenos del Ayuntamiento, en una pintura realizada por Ramón Melero y también cuelga un retrato realizado por el pintor Migue Elías. Su presencia está en edificios como la Casa Rectoral, o la casa del Regidor Ovalle. En el cementerio San Carlos Borromeo de la Ciudad, está su nicho. Cuenta D. Miguel con una calle dedicada y con el Campus Unamuno, por donde pasan cada día miles de estudiantes.

Pablo de Unamuno, nieto del escritor, hizo un recorrido por la iconografía familiar, destacó un boceto de la escultura de Pablo Serrano o una de Agustín Casillas, que representa a Unamuno con gafas, muy parecida a la que está en el Aula Unamuno del edificio histórico. También mostró cuadros pintados por diferentes artistas como Carlos Piñel o Carlos Bernal, un cuadro pintado por su nuera Josefina Pérez de la Torre que representa a Unamuno con su nieto o un carboncillo realizado por Pepita Conde, nuera también de D. Miguel. Hasta su hijo Rafael hace un retrato de su padre, esto entre otras curiosidades.

Alberto Bescós, director del Museo de Salamanca, hizo un recorrido por la iconografía unamuniana que atesora dicho museo. Como el cuadro realizado por José Echevarría, que fue pintado cuando Unamuno estaba en el exilio. D. Miguel posó para dicho cuadro, también cuenta el museo con un cuadro pintado por Maurice Front, pintor que retrataba personajes contemporáneos heroicos. Destaca el cuadro pintado por Cecilia Martín que representa a Unamuno paseando por la carretera de Zamora, se podría encuadrar dentro de un realismo simbólico y fue inspirado en los versos: ”Oh carretera de Zamora…” que Unamuno evocara en su exilio.

Para terminar, Francisco Blanco hizo un recorrido por los cuadros, esculturas e iconografía unamuniana de la Universidad de Salamanca, muchas de estas obras podremos contemplarlas en la magna exposición que se inaugurará el 3 de mayo y que permanecerá abierta hasta principios de agosto.